Un toque catalán en tu cocina: La salsa romesco que te enamorará

receta de salsa romesco

¡Hola a todas y a todos los integrantes de esta gran comunidad! Y si sos nuevo por acá entonces bienvenido a Paulina Cocina! tu nuevo sitio web de confianza. Hoy te traemos una receta que llega directamente desde el corazón culinario de Cataluña: la Salsa Romesco. Un ingrediente versátil para acompañar con muchos platos, pero también para disfrutar simplemente sobre un pan. 

Esta salsa sorprende a cualquiera que la prueba por primera vez, porque además de tomates, pimientos, ajo y otros ingredientes típicos de una salsa, lleva frutos secos, y…¿pan tostado?, sí, pan tostado señoras y señores!

En esta nota vamos a explorar todo el mundo de la salsa de romesco, su origen, el detalle de sus ingredientes, cómo se combinan, y algunas sugerencias de platos para disfrutar con esta salsa catalana que invita a viajar con su sabor característico. 

Sobre la salsa romesco

La salsa romesco es una salsa de origen catalán, elaborada principalmente con tomates, pimientos rojos asados, almendras, avellanas, ajo y aceite de oliva. Su textura es generalmente espesa y su sabor es equilibrado, con notas de nueces, tomate y ajo asado

Esta salsa, enraizada en la cultura mediterránea, es tan versátil que puede acompañar una amplia gama de platos, desde pescados y mariscos, hasta verduras asadas y carnes a la parrilla.

Origen de la receta

La historia de la salsa romesco tradicional se entrelaza con las vidas de los pescadores y payeses (campesinos) de la región. Se dice que esta salsa tiene sus raíces en el Tarragonés, donde los pescadores elaboraban una mezcla de ingredientes básicos como almendras, pan tostado, pimiento rojo, ajo y aceite de oliva

Estos elementos simples y accesibles formaban la base de la receta de salsa romesco, que luego se adaptó y enriqueció con los sabores auténticos de la región. A lo largo de los años, esta salsa se ha convertido en un símbolo de la cocina catalana, como la escudella o el pan con tomate.

Lo que no puede faltar en una buena salsa romesco 

La esencia de la salsa romesco reside en su combinación armoniosa de ingredientes. Las almendras tostadas le aportan textura crujiente y sabor a nuez, mientras que el pimiento rojo asado es el toque de dulzura y color. 

El ajo y el aceite de oliva virgen extra infunden profundidad y carácter, mientras que el tomate y el vinagre contribuyen con un toque ácido y fresco. 

Todos estos ingredientes son una parte esencial para dar cuerpo y cohesión, el pan y las avellanas completan la mezcla, que se sazona con un toque de ñora o pimentón.

receta fácil de salsa romesco

Las claves de esta preparación

La preparación de la salsa romesco tradicional es un ritual culinario que comienza asando los pimientos y los tomates, lo que intensifica sus sabores y le da un sabor ahumado. Luego, se tuestan las almendras y el pan, para realzar aromas y texturas. 

Una vez que todos los ingredientes están listos, se muelen o licúan con aceite de oliva, vinagre y pimentón, hasta obtener una pasta rústica. 

La diferencia entre dos catalanas: Romesco vs. Calçots

La confusión entre la salsa romesco y la salsa de calçots es comprensible, ya que ambas son creaciones de la región catalana y comparten algunos ingredientes. Sin embargo, hay una diferencia clave que las distingue. 

La receta tradicional de salsa romesco se hace con ñoras, que es una especie de pimentón dulce seco; en cambio la salsa calçots se hace con pimiento choricero, que es otra variedad con un sabor más ácido pero más suave, y que se usa habitualmente para darle sabor a productos derivados del cerdo, de ahí su nombre. 

La salsa de calsçots está diseñada específicamente para acompañar, justamente, los calçots, unas cebollas tiernas a la parrilla típicas de las fiestas de la calçotada. A diferencia de la romesco, la salsa de calçots tiene una textura más ligera y se centra en los sabores de los calçots asados.

3 trucos para preparar la salsa romesco

  1. Para un sabor más intenso, tostar ligeramente las almendras, y al pan tostado untarle un poco de ajo (un diente de ajo cortado por la mitad). 
  2. Para una textura más suave, se puede utilizar una licuadora en lugar de un mortero.
  3. La cantidad de vinagre y aceite puede variar de acuerdo a los gustos personales, de consistencia y acidez.  

5 comidas para disfrutar la salsa catalana 

  1. Pescados y mariscos: La salsa romesco es un complemento perfecto para pescados blancos como la lubina, el bacalao o la dorada. También funciona muy bien con mariscos como los langostinos, las gambas o el pulpo a la brasa.
  2. Carnes a la parrilla: Esta deliciosa salsa también combina a la perfección con carnes como el pollo, el cerdo o el cordero. Su sabor audaz y sus notas ahumadas se fusionarán maravillosamente con la jugosidad de la carne.
  3. Verduras asadas: Las berenjenas, los pimientos, los calabacines y los champiñones, se benefician enormemente de la textura y el sabor de esta salsa. Se pueden servir como plato principal o acompañamiento.
  4. Platos de arroz y pasta: La salsa romesco puede aportar un toque mediterráneo mezclada con paellas de mariscos, risottos o pastas.
  5. Tapas y aperitivos: Por último, el sabor delicado de esta salsa funciona muy bien como dip para crudités de verduras frescas, pan tostado, pan de pita o papas fritas caseras.

Espero que hayas tomado nota de todos los trucos y consejos que acabamos de repasar. Ahora es momento de poner las manos en acción y para eso te dejo a continuación el paso a paso para que puedas hacer la salsa romesco casera sin ninguna complicación!

Seguime en Instagram (acá)
Y en YouTube que subo vídeos nuevos todas las semanas (clic acá

Receta de salsa romesco

Rinde: 1 taza

Tiempo de Preparación: 30 minutos

Ingredientes

  • 2 pimientos rojos
  • 2 tomates maduros
  • 100 g de almendras
  • 50 g de avellanas
  • 2 dientes de ajo
  • 50 g de pan tostado
  • 1 cucharadita de ñora o pimentón dulce
  • Unas gotas de salsa picante (a gusto)
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 20 ml de vinagre de vino tinto
  • Sal a gusto

Cómo hacer salsa romesco tradicional en 5 pasos

  1. Asar los pimientos y los tomates en el horno hasta que estén tiernos y la piel se desprenda.
  2. Tostar las almendras y las avellanas en una sartén hasta que estén doradas.
  3. En un mortero o procesador de alimentos, moler las almendras tostadas, las avellanas, los dientes de ajo, el pan tostado y la ñora o pimentón, hasta obtener una pasta.
  4. Agregar los pimientos y tomates asados y continuar triturando hasta obtener una mezcla homogénea.
  5. Incorporar el aceite de oliva virgen extra y el vinagre de vino tinto, y mezclar hasta que la salsa tenga la consistencia deseada (También se puede poner en la licuadora o mixer para que quede con una textura más suave). Probar y ajustar con sal y vinagre de acuerdo al gusto personal ¡Lista! 
como hacer salsa romesco

Votar esta receta

Para votar, pasar el mouse sobre los ajos

Muy MaloMaloRegularBuenoMuy bueno! (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

¿y? ¿qué te parece la receta?

Compartir, guardar, imprimir

Suscribirse
Notificarme de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios