Pimientos asados: una cocción y mil usos

Receta de pimientos asados

¡Buenos días, buenas tardes, buenas noches para la bella comunidad de Paulina Cocina! Hoy te traemos una de esas recetas a la que Paulina definiría como una no-receta porque prácticamente no hay que nacer ¡nada!, y son: Pimientos asados al horno.

Una receta muy fácil que podés dejar haciendo mientras colgás la ropa en la terraza o le das de comer al gato. Sin esfuerzo, con un buen horno y unos pimientos rojos carnosos, sale una maravilla que podés usar de muchas maneras y tener siempre a mano. ¡¿Los hacemos?!

Sobre los pimientos asados

Los pimientos asados son una delicia, por lo simple de su preparación y por ese sabor dulce y ligeramente ahumado, combinado con su textura tierna y húmeda que los vuelve irresistibles. Además de sabrosos, los pimientos asados son un ingrediente versátil que se puede usar de infinitas formas. 

Los pimientos asados se elaboran principalmente con pimientos rojos, también conocidos como morrones, elegidos por su sabor dulce e intenso, aunque también se pueden utilizar otras variedades como los pimientos amarillos o verdes, pero el sabor es diferente. Los pimientos rojos, además, son una buena fuente de vitamina C y antioxidantes, lo que los convierte en una opción saludable y nutritiva.

3 maneras de hacer pimientos rojos asados

  1. Al horno, a una temperatura alta hasta que la piel esté arrugada y ligeramente carbonizada. 
  2. A la parrilla, que se puede hacer sobre las brasas, cuidando que no se queme demasiado, o sobre la rejilla.
  3. Sobre la llama de la hornalla en una cocina de gas, lo que les dará un sabor ahumado más intenso.

Tiempo de cocción

El tiempo de cocción de los pimientos asados en el horno puede variar dependiendo del tamaño y la variedad, así como de la temperatura utilizada. En general, se recomienda asarlos a una temperatura alta (200º C) durante unos 25-30 minutos. En el proceso de cocción es importante girar los pimientos ocasionalmente para que se cocinen de manera uniforme.

3 técnicas para pelar los pimientos asados

Una vez que los pimientos estén asados, es necesario retirar la piel y las semillas antes de utilizarlos en distintas preparaciones. Hay varias técnicas que se pueden utilizar para pelarlos de manera fácil y rápida. 

  1. Una de ellas es colocar los pimientos asados en un recipiente y cubrirlos con papel film o tapa. Esto ayudará a que el vapor generado desprenda la piel y facilite pelarlos. 
  2. Otra técnica consiste en colocar los pimientos en una bolsa de plástico cerrada durante unos minutos para que la humedad ablande la piel. Luego, simplemente se retira la piel con las manos o con la ayuda de un cuchillo.
  3. Es importante no tentarse de lavarlos con agua, porque se perdería el sabor ahumado. Si quedaran restos de piel y semillas se pueden raspar con un cuchillo para retirarlos.

Un toque extra de sabor para tus pimientos 

  • Para darle un sabor particular a los pimientos se le pueden añadir algunas especias o hierbas aromáticas antes de asarlos. Orégano, tomillo, romero o comino son opciones que realzan el sabor de los pimientos y se complementan muy bien. 
  • También se pueden marinar los pimientos en una mezcla de aceite de oliva, aceto balsámico, ajo picado y sal antes de asarlos, para potenciar su sabor.
  • Para obtener una textura aún más suave y tierna, se pueden envolver los pimientos asados en papel aluminio después de cocinarlos y dejarlos reposar durante unos minutos. Esto permitirá que los jugos se redistribuyan y que los pimientos queden más jugosos.

Ideas de recetas con pimientos rojos asados

  • Ensalada de pimientos rojos asados: Se cortan los pimientos en tiras y se mezclan con aceitunas negras, queso feta, cebolla roja y una vinagreta de aceite de oliva y aceto balsámico. Es una ensalada colorida y súper sabrosa para acompañar muchas comidas. 
  • Bruschetta de pimientos asados: se colocan rodajas de pan rociado con aceite de oliva en el horno, y una vez doradas se pueden untar con la mitad de un ajo. Luego, se colocan tiras de pimientos asados encima y un poco de albahaca fresca picada. Es una deliciosa opción como aperitivo o tapa, o para disfrutar en una reunión informal.
  • Pimientos rojos asados con ajo: Se cortan los pimientos asados en tiras y se mezclan con ajo picado y aceite de oliva. Una opción perfecta para acompañar carnes asadas al horno o a la parrilla. 
  • Sándwich de tomates secos, con pimientos asados, jamón serrano y unas hojas de albahaca.
  • También queda muy bien hacer una pasta de pimientos asados, pasándolos por un mixer o procesadora,  que se puede usar como si fuera una mayonesa o para una picada como dip. 
Como hacer pimientos asados

Cómo conservar los pimientos asados

Si sobran pimientos asados lo mejor es guardarlos como una conserva, en un frasco, cubiertos por aceite de oliva. También se pueden congelar en un recipiente hermético o bolsas de freezer, para conservarlos por un período más largo. 

Receta de pimientos rojos asados al horno

Rinde: 4 porciones

Tiempo de preparación: 40 minutos

Ingredientes

  • 4 pimientos rojos grandes
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta a gusto

Cómo hacer los pimientos asados en 4 pasos

  1. Precalentar el horno a 200º C. Lavar los pimientos y secarlos cuidadosamente. Colocarlos en una bandeja de horno aceitada y rociar con un poco más de aceite por encima. 
  2. Llevar al horno por 25-30 minutos, o hasta que la piel esté arrugada y ligeramente carbonizada. Retirar la bandeja del horno y dejar que los pimientos se enfríen durante unos minutos. 
  3. Una vez que los pimientos estén lo suficientemente fríos como para manipularlos, quitar la piel con cuidado, y retirar las semillas y el tallo con ayuda de un cuchillo. 
  4. Cortar los pimientos asados en tiras o en trozos y salpimentar. 
Pimientos asados al horno

Votar esta receta

Para votar, pasar el mouse sobre los ajos

Muy MaloMaloRegularBuenoMuy bueno! (8 votos, promedio: 5,00 de 5)

¿y? ¿qué te parece la receta?

Compartir, guardar, imprimir

gin tonic receta

Cómo se prepara el Gin Tonic perfecto

¿Y si hacemos un Gin Tonic? Hoy hablamos de este coctel con tanta historia y sabor, que más que ginebra con agua tónica, hace rato que ya tiene vuelo propio. Aprende la receta y tips de preparación en este post del blog.

Bizcochuelo casero - Se hace con los ojos cerrados!

Bizcochuelo casero – Se hace con los ojos cerrados!

Bienvenidos sean ustedes a esta edición de receta de bizcochuelo casero en Paulina Cocina. Sí, el clasiquísimo bizcochuelo. Absolutamente indiscutido y muy difícil de bajar del podio de las mejores recetas dulces. Esta es la receta

Suscribirse
Notificarme de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios