Milanesa Napolitana -Receta y apreciaciones personales.

milanesa napolitana

Milanesa napolitana: haceme un hijo.

Así, con la delicadeza que caracteriza a esta web comienza este post debido, infaltable, épico, sobre una de las comidas emblemáticas del adolescente hambriento argentino: la milanesa napolitana.

Vamos a hablar un rato de la milanesa napolitana, les voy a contar un dato interesante. El plato es creado en Buenos Aires. Esto es sabido. Pero me enteré leyendo Wikipedia que el “napolitana” o “a la napolitana” no viene de la ciudad de Nápoles sino del Napoli, restaurante lindero con el Luna Park en el que Dios entró una noche y tocó con su varita mágica (sí chicos, Dios tiene varita mágica, después les explico) al dueño para que inventara este plato. “Milanesa a la Nápoli” es el nombre original de la milanesa napolitana.

Hasta aquí lo anecdótico, todo muy lindo. Gracias Paulina por el dato.

Ahora, los chicos de Wikipedia dicen, cito textual, lo siguiente: “…habitualmente de carne vacuna (aunque puede, por ejemplo, ser milanesa de soja)…”

Muchachos… MUCHACHOS.

¿Por qué me molesta tanto que se diga que la milanesa de soja puede ser una milanesa napolitana?, ¿qué tengo yo contra la pobre milanesa de soja que no la dejo entrar al hall de la fama de las milanesas?

Llegué a algunas conclusiones:


Sobre este plato tan maravilloso llamado milanesa napolitana

La milanesa napolitana es, más que un plato rioplatense, todo un símbolo del plato abundante, de la persona a la que le gusta comer bien, quedar pipón, saciarse con la comida (aka: yo, vos y los Antigourmet). Hasta te diría que de la larga sobremesa, porque uno come una milanesa a la napolitana y luego no se puede levantar. Milanesa napolitana es sinónimo de comer con placer, de disfrute con la comida. Por esto es que hay un proyecto de ley para convertirla en Patrimonio Cultural de mi país. No solo porque es rica.

Bueno, en mi cabeza, y quizás en la tuya también, milanesa de soja es sinónimo de todo lo contrario. De persona preocupada más por la línea que por el placer, de comer para salir del paso, de almuerzo de top model.

¿Tiene la milanesa de soja la culpa de todo esto?

No, definitivamente no. La milanesa de soja es un alimento. No sacralicemos…

La culpa la dividimos. Que cada uno se haga cargo de lo que le corresponde.

La mitad es nuestra. Por prejuiciosos, por taxativos, por cerrados. Dejemos a la gente meterse en el cuerpo lo que más le guste. En todos los sentidos posibles.


Y la otra mitad es de ustedes.

Porque ustedes, no sé, a veces tienen una actitud que en nosotros levanta sospecha.

Ustedes intentan no levantar la perdíz y para mí saben que hay algo que EXTRAÑO en esa combinación de ingredientes y denominaciones…

Ustedes llaman a esa suela inmunda con tono de no-hay-diferencia, tono de es-igual-de-rica, o tono de me-da-lo-mismo-una-que-otra.

Esa otra mitad de la culpa es de ustedes, que cada tanto intentan convencernos de las bondades de una masa de harina rebozada…

De ustedes que día a día, mesa a mesa, cena a cena, actúan como si todos fuéramos iguales.

NO SOMOS TODOS IGUALES. Y por más que quieran convencernos, nosotros lo sabemos.

Les voy a dejar entonces, en honor a todo lo anterior que acabo de escribir, una receta de Milanesa Napolitana. Espero, de todo corazón, que sepan disfrutarla mucho.

Ingredientes

todo en relación a la cantidad de unidades que quieran preparar

-Milanesas (les dejo aquí una receta y datos buenísimos)

-150g de queso mozzarella

– 150g de jamón cocido

-Una lata de puré de tomate

-Una cebolla

-2 dientes de Ajo

-2 hojas de Laurel fresco

-Aceite

-Sal

-Pimienta

Paso a paso para hacer milanesa napolitana

1-Lo primero que vamos a hacer una vez que tengamos nuestras milanesas hechas (o compradas) es meterlas al horno 180º hasta que estén bastante cocidas. También las pueden freír si así lo desean. Procuren hacerlo con abundante aceite en la sartén y tengan en cuenta que esté bien caliente antes de meter las milanesas. Es más que nada para que éstas no absorban aceite de más. Una vez que las tenemos cocidas, las reservamos.

Para la salsa

2-Piquamos el ajo y la cebolla.
3-Calentamos una olla con aceite, ponemos el ajo y la cebolla dentro y esperamos que la cebolla se transparente.
4-Después, agregamos el puré de tomate y las dos hojas de laurel, deje cocinar por alrededor de 20 minutos.
5-Agregamos sal y pimienta a gusto.

Armado de la milanesa

6- Vamos colocar primero, por encima de nuestra milanesa, la salsa que acabamos de hacer.

7- Luego, colocamos unas fetas de jamón cocido

8- Finalmente, por encima, ponemos nuestro queso.

9- Así, las vamos a llevar al horno 180º hasta que se derrita el queso y chorree por los costados generando el efecto más hermoso y tentador del universo.

10- Al sacarlas podemos tirar por encima unas pizcas de orégano y ¡listo!

 

 

 

Publicado por , el 30 julio, 2019. Esta entrada está guardada en: Platos principales, Recetas, Trucos y tips.

Milanesa napolitana: haceme un hijo. Así, con la delicadeza que caracteriza a esta web comienza este post debido, infaltable, épico, sobre una de las comidas…

¿y? ¿qué te parece la receta?

¡dale me gusta a todo!

guardala, imprimila, compartila

Muy MaloMaloRegularBuenoMuy bueno!

¡decime la verdad!


Paulina es muy buena, le responde a todo el mundo:

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notificar
Paulina Cocina

paulina cocina con

marcas de confianza

  • Ultracomb
  • Hileret Stevia
  • Mayoliva
  • Natura
  • Dafiti