Ciabatta: una baguette a la italiana y 5 formas de disfrutarla

receta de pan ciabatta

¡Cómo están queridos cocineros y cocineras! Hoy en Paulina Cocina vamos a disfrutar de un rico pan italiano: la Ciabatta. Un pan con forma de zapatilla que tiene una miga bien aireada y un costra especial para hacer crunchy con cada mordida.

La ciabatta es una baguette italiana que se puede disfrutar de muchas maneras, desde un sándwich bien mediterráneo hasta una tostada frotada con ajo y aceite de oliva. Les dejamos todo lo que necesitan saber sobre esta creación. 

Su historia, sus características, algunas ideas para disfrutarla y unos secretos para tener en cuenta a la hora de prepararla. Al final les dejamos una receta de ciabatta para hacer en casa y deleitarse con un buen pan a la italiana. 

Sobre la ciabatta

La ciabatta o chapata es mucho más que un simple pan; es una obra maestra de la panadería italiana. Este pan de estilo rústico, corteza crujiente y miga esponjosa se destaca por su textura única, ideal para preparar un sándwich, acompañar comidas o simplemente disfrutar con un buen aceite de oliva

También conocido como pan ciabatta, se trata de una creación bastante moderna, en relación a otros panes, pero en pocos años ha sabido conquistar paladares en todo el mundo, gracias a su versatilidad y a su sabor delicioso.

Características de la ciabatta

  1. Textura ligera y esponjosa: La ciabatta se caracteriza por su miga alveolada, creando una textura esponjosa y aireada. Este aspecto la convierte en la elección perfecta para sándwiches gourmet o simplemente para disfrutar con un toque de ajo y aceite de oliva.
  1. Corteza crujiente: Su corteza dorada y crujiente proporciona una experiencia de masticación única. Al morderla, se libera una sinfonía de sabores que complementa bien con cualquier plato.
  1. Elaboración sencilla: A pesar de su apariencia sofisticada, este pan italiano es muy fácil de hacer en casa. Con ingredientes simples, cualquier aficionado a la panadería puede conquistar este arte italiano.
  2. Versatilidad: Desde acompañar una tabla de quesos hasta ser la base de un exquisito sándwich, o una buena tostada en la merienda, este pan se adapta a cualquier ocasión culinaria. 
  1. Durabilidad: La chapata mantiene su frescura durante varios días, conservando su textura y sabor. Esto la convierte en una opción práctica para quienes buscan un pan que perdure sin perder sabor.

El origen del pan ciabatta y un creador

La ciabatta es un tipo de pan que se originó en Italia, precisamente en la región del Véneto en la década de 1980. A diferencia de muchos otros tipos de pan que tienen una larga historia y tradición, se trata de una variedad relativamente moderna. Fue creado por un panadero italiano llamado Arnaldo Cavallari, quien buscaba desarrollar un pan que compitiera con el pan baguette francés.

La historia cuenta que Cavallari estaba inspirado por la forma de las sandalias de los campesinos italianos, y esa inspiración llevó a la creación de la ciabatta, que en italiano significa “zapatilla”, ya que se caracteriza por su forma alargada y plana. 

Aunque el pan chapata es relativamente joven en comparación con otros panes tradicionales, ha ganado popularidad en todo el mundo gracias a su versatilidad y su capacidad para complementar una amplia variedad de platos y sabores.

Cuánto pesa un pan chapata

El peso de un pan de ciabatta varía según el tamaño buscado y la receta utilizada. En promedio, uno de medida estándar suele pesar alrededor de 250 gramos. Este dato es clave al preparar y dividir la masa para obtener resultados perfectos.

Es importante tener en cuenta que estos valores son estimaciones y pueden variar según el tamaño y la consistencia específica de la masa, la miga y la corteza, así como cualquier ajuste personalizado realizado durante el proceso de preparación. 

5 formas de disfrutar un pan de ciabatta

  1. Bruschettas de tomate y albahaca: Cortar la ciabatta y tostar las rodajas y frotarlas con medio diente de ajo. Colocar tomates cherry y hojas de albahaca por encima. Rociar con aceite de oliva, sal y pimienta a gusto.
  1. Sándwich caprese: Cortar y tostar las rodajas del pan, colocar por encima capas de tomate, mozzarella y hojas de albahaca sobre las tostadas. Rociar con aceite de oliva y vinagre balsámico. 
  1. Tostadas con palta (aguacate) y huevo: Tostar las rodajas de pan ciabatta. Pisar una palta y untar sobre las tostadas. Colocar un huevo poché sobre cada rodaja. Espolvorear con chile rojo (opcional), sal y pimienta a gusto.
  1. Panini de pollo pesto: Cortar el pan de ciabatta en porciones. Untar con pesto tradicional en ambos lados del pan. Colocar unas tiras de pollo a la plancha, rodajas de tomate y queso provolone entre las porciones de pan. Cocinar en una prensa para sándwiches o en una plancha, hasta que el queso se derrita y el pan esté dorado.
  1. Con tapenade de aceitunas: Tostar unas rodajas del pan. Hacer una mezcla con aceitunas, alcaparras y ajo, todo bien picado, con un chorrito de aceite de oliva para una textura más cremosa se puede procesar. Untar la mezcla sobre las tostadas y espolvorear con perejil fresco picado.
Ciabatta: una baguette a la italiana y 5 formas de disfrutarla

Secretos para preparar pan ciabatta

  • Control de la hidratación: Ajustar la cantidad de agua en la masa para lograr la textura deseada. Una masa más húmeda puede proporcionar una miga más esponjosa y aireada.
  • Tiempo de reposo: Como todo buen pan es importante darle tiempo a la masa para que fermente adecuadamente, desarrollando así su sabor y textura característica.
  • Temperatura del horno: Hornear la ciabatta a una temperatura alta para lograr una corteza crujiente y dorada.

Seguime en Instagram (acá)

Y en YouTube que subo vídeos nuevos todas las semanas (clic acá

Receta de ciabatta

Rinde: 2 ciabattas de 250 g

Preparación: 3 horas y media

Ingredientes

  • Harina de trigo: 500 g.
  • Agua: 350 ml.
  • Levadura seca: 10 g.
  • Miel o azúcar: 1 cdita
  • Sal: 10 g.
  • Aceite de oliva: 30 ml.

Cómo hacer ciabatta papa paso a paso

  1. Mezclar la levadura en agua tibia con una cucharadita de miel o azúcar y la mitad de la harina. Dejar reposar entre 30 minutos y 1 hora hasta que se formen burbujas.
  2. En un bol grande, mezclar la harina con la sal. Agregar el fermento de la levadura y el aceite de oliva. Armar un bollo de masa y colocar sobre una mesada enharinada.
  3. Amasar el bollo con las manos hasta obtener una masa suave y elástica.
  4. Cubrir y dejar reposar la masa en un lugar cálido por unos 30 minutos.
  5. Hacer un pliegue y dejar reposar por 30 minutos más. Repetir este paso una vez más y en el último dejar reposar por 1 hora. 
  6. Dividir la masa en 2 y formar dos baguettes alargadas. Colocarlas en una bandeja enharinada y llevar al horno precalentado a 180°C.
  7. Hornear las baguettes unos 10 minutos en la parte de abajo del horno, y 15 minutos más en el medio poniendo el horno fuerte (220º C). Retirar del horno y dejar enfriar antes de cortar.

Votar esta receta

Para votar, pasar el mouse sobre los ajos

Muy MaloMaloRegularBuenoMuy bueno! (Ninguna valoración todavía)

¿y? ¿qué te parece la receta?

Compartir, guardar, imprimir

Galletas de jengibre: galletas navideñas

Galletas de jengibre: galletas navideñas

Ricas y divinísimas. Prepara unas tradicionales Galletas de Jengibre, las favoritas de la temporada navideña. Sigue nuestra receta y descubre cómo crear estos dulces llenos de sabor y aroma que encantarán a toda la familia.

Receta de lemon pie

Receta de Lemon Pie fácil y rápido!

Porque si hablamos de recetas dulces con limón, el lemon pie no puede faltar. La clave está en el merengue y aquí te enseño como hacer para que todo salga bien. Receta en video y explicada paso a paso!

Suscribirse
Notificarme de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios