Mi receta personal de caldo gallego

receta de caldo gallego

Bienvenidos a una receta reconfortante y tradicional que nos lleva a España, más precisamente a Galicia. En Paulina Cocina nos gusta viajar con recetas para ir aprendiendo y descubriendo nuevos sabores. El caldo gallego es más que una simple sopa, es un reflejo de la historia, la cultura y la identidad de Galicia. Su sencillez, adaptabilidad y riqueza nutricional lo convierten en un plato único que sigue siendo apreciado tanto por los lugareños como por aquellos que desean experimentar la auténtica cocina gallega.

Sobre caldo gallego

También conocido como sopa gallega, es una emblemática preparación culinaria originaria de la región de Galicia, en el noroeste de España. Este plato tradicional se caracteriza por su sabor reconfortante y su arraigada conexión con la cultura y la historia de la región. 

Caldo gallego, emblemática receta de Galicia

El caldo gallego es un guiso que incorpora una mezcla de ingredientes que varían según la receta y la disponibilidad local. Uno de los componentes esenciales es el caldo de grelos, elaborado a partir de hojas de nabo, espinacas o berzas, que aportan un sabor distintivo y una textura única a la sopa.

Su origen se remonta a la región de Galicia, en el noroeste de España. Este plato tiene raíces en la cocina campesina y tradicional de la región, donde se utilizan ingredientes locales y básicos para crear una comida sustanciosa y reconfortante. 

Dado que Galicia es una región con una fuerte tradición agrícola y ganadera, este caldo se desarrolló como una forma de aprovechar los ingredientes disponibles en la zona, como las verduras, las legumbres y la carne de cerdo.

El caldo gallego es especialmente popular durante los meses más fríos del año, cuando el clima es más fresco. Debido a su naturaleza reconfortante y su capacidad para calentar el cuerpo, es un plato que se consume con mayor frecuencia en otoño e invierno. Amamos este tipo de preparaciones, muy similar al clásico caldo de pescado, pero con un sentido diferente.

Es en esta época cuando su riqueza de sabores y su combinación de ingredientes nutritivos se convierten en un alimento especialmente apreciado por los habitantes de Galicia y aquellos que visitan la región en busca de autenticidad culinaria.

como hacer caldo gallego

8 características de la tradicional sopa gallega 

  1. Origen Humilde y Campesino: El caldo gallego tiene sus raíces en la cocina campesina de Galicia. Era un plato básico y económico que se originó como una forma de aprovechar los ingredientes locales disponibles, como las verduras cultivadas en la región y los productos porcinos criados en las granjas.
  2. Variedades de Grelos: Los grelos, uno de los ingredientes clave de esta preparación, son hojas verdes amargas que provienen de plantas como el nabo, la colza o el nabo silvestre. Estas hojas aportan un sabor distintivo y único al caldo.
  3. Evocación de Tradiciones Rurales: El caldo gallego es más que un simple plato; es una forma de conectar con las raíces rurales y la historia de Galicia. Representa la vida en el campo y el uso de ingredientes locales para crear una comida nutritiva y deliciosa.
  4. Adaptabilidad: Aunque hay una receta básica de esta receta, las variaciones son comunes y pueden depender de los ingredientes disponibles y las preferencias personales. Algunas versiones pueden incluir otros tipos de carne, como el chorizo ahumado, o ingredientes adicionales para darle un toque único.
  5. Cultura Gastronómica: Este caldo es un ejemplo de cómo la gastronomía refleja la cultura de una región. Es un símbolo de la importancia de la cocina local y tradicional en la identidad de Galicia.
  6. Impacto Nutricional: El caldo gallego es una fuente rica de nutrientes. Combina proteínas de la carne y las legumbres, carbohidratos de las patatas y las fabas, y vitaminas y minerales de los grelos y otros vegetales, lo que lo convierte en un plato equilibrado y sustancioso.
  7. Celebración de Festivales: En Galicia, especialmente durante las fiestas y festivales tradicionales, es común servir la sopa gallega como parte de las celebraciones. Además, se puede encontrar en muchos restaurantes locales como un plato emblemático de la región.
  8. Sabor Mejorado con el Tiempo: Al igual que muchas sopas y guisos, el sabor del caldo gallego tiende a mejorar con el tiempo, ya que los sabores de los ingredientes se fusionan más a medida que se almacena y se recalienta.

¿Qué lleva el caldo gallego?

La base del caldo gallego generalmente incluye elementos como patatas, fabas (judías blancas) y carne de cerdo, que pueden ser costillas o lacón. Estos ingredientes se cocinan lentamente en agua o caldo de cocido, permitiendo que los sabores se fusionen y desarrollen con el tiempo. 

Además de estos elementos básicos, a menudo se agregan chorizo y tocino para proporcionar un toque de sabor ahumado y grasas que enriquecen la preparación. El aceite de oliva y la sal son utilizados para sazonar el caldo y realzar su sabor.

El proceso de elaboración de la receta de caldo gallego implica una cocción lenta y prolongada, lo que garantiza que los ingredientes se cocinen a la perfección y que los sabores se mezclen de manera armoniosa. Aunque existen variaciones en la receta según las preferencias locales y personales, la esencia del caldo gallego radica en su combinación de ingredientes.

Seguime en Instagram (acá)
Y en YouTube que subo vídeos nuevos todas las semanas (clic acá

Receta de caldo gallego

Rinde: 8 porciones

Tiempo de preparación: 2 horas

Ingredientes

  • 250 gr de grelos (o berzas, espinacas u otras verduras verdes)
  • 200 gr de papas
  • 150 gr de fabas (judías blancas)
  • 150 gr de carne de cerdo (costillas, lacón, panceta)
  • 100 gr de chorizo gallego
  • 100 gr de tocino ahumado
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal a gusto
  • Agua, caldo de cocido o caldo de pollo (aproximadamente 2 litros)
  • Pimentón dulce 

Cómo hacer caldo gallego

  1. En una olla grande sofreír la cebolla y el ajo picados hasta que estén dorados. Añadir la carne de cerdo y el tocino ahumado a la olla cocinando hasta que se doren.
  2. Incorporar las fabas (judías blancas) remojadas y escurridas revolviendo bien. Agregar las papas cortadas en cubos a la olla removiendo para que se mezclen.
  3. Verter el agua, el caldo de cocido o el caldo de pollo en la olla hasta cubrir los ingredientes. Llevar la mezcla a ebullición, reducir a fuego bajo y cocinar 30 minutos.
  4. Agregar los grelos a la olla y cocinar 15-20 minutos más, o hasta que las verduras estén tiernas.
  5. En los últimos minutos de cocción, agregar el chorizo gallego en rodajas y una pizca de pimentón dulce para dar sabor y color al caldo gallego.
  6. Probar y ajustar los sabores. Servir caliente.
  7. Una vez que todos los ingredientes estén bien cocidos y los sabores se hayan mezclado, retira la olla del fuego.
  8. Sirve el caldo gallego caliente en platos hondos. Acompáñalo con un buen trozo de pan crujiente para disfrutar al máximo de este plato tradicional.
como hacer caldo gallego

Votar esta receta

Para votar, pasar el mouse sobre los ajos

Muy MaloMaloRegularBuenoMuy bueno! (2 votos, promedio: 5,00 de 5)

¿y? ¿qué te parece la receta?

Compartir, guardar, imprimir

Receta de brownie de chocolate

Brownie de chocolate con nueces

Receta de brownie de chocolate con nueces explicada paso a paso y en video! Aprende como hacer brownies y la clave para que queden perfectos, húmedos y chocolatosos!

Risotto de hongos

Risotto de hongos y jamón crudo

Meditadores Activos, Trascendentales, Yoguis, Elevadores de Prana: ¿probaron hacer un risotto de hongos? Me explico: un risotto de hongos sale bien únicamente con lo que en el lenguaje técnico gastronómico suele llamarse “amor”. La receta de

Suscribirse
Notificarme de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios