Sopa de Cebolla Gratinada: la sopa chic más económica

sopa de cebolla gratinada

¿Podés explicarme el aspecto de esta sopa de cebolla gratinada? ¿No es una belleza? ¿Podés creer que es uno de los platos más económicos del planeta Tierra y alrededores? ¿Me explicás por qué soy tan exagerada? ¿Y por qué te lleno a preguntas si lo que te interesa ver de este post es la receta de sopa de cebolla gratinada?, ¿eh?, ¿me explicás eso? ¿No?

Bue, no importa. Te doy la receta igual. Soy muy buena, yo.

Bonjour mis queridos lectores y queridas lectoras de Paulina Cocina! Hoy vamos a conocer más sobre esta sopa de cebolla con un origen tan antiguo como incierto pero que está fuertemente vinculada a Francia. Sopa y Francia! Sí, leyeron bien! Nada puede salir mal. Pero empecemos a hablar sobre nuestra protagonista de hoy porque van a encontrar mucha información sobre sus características, beneficios, variantes y sobre todo la receta tradicional y original de la verdadera e inigualable sopa de cebolla francesa.

Sobre la sopa de cebolla francesa

La sopa de cebolla es un plato francés de origen medieval. Se trata de un plato humilde que lleva  ingredientes sencillos (cebolla, caldo). De la época medieval se conserva la costumbre de servirla con pan dentro. El añadirle queso es un agregado posterior que la humanidad agradece.

Historia de la sopa de cebolla

Su historia parece ser muy similar a la sopa de ajo originaria de España. Hecha en las casas humildes con los ingredientes que había disponible durante las épocas de recesión, con el tiempo pasó a ser parte de la gastronomía gourmet de ese país.

El origen exacto de esta receta se cree que tiene raíces humildes en la cocina campesina francesa. Más precisamente en la región de Lyonnais en el centro-este de Francia, donde las cebollas eran un ingrediente básico y abundante en la cocina local.

Una receta de la Edad Media a la actualidad

En la Edad Media, la sopa de cebolla fue una comida popular entre la población rural francesa, ya que era fácil y no requería muchos ingredientes. Luego cuando se añadieron ingredientes como vino y queso se convirtió en un plato de la gastronomía francesa.

En el siglo XIX, la sopa de cebolla se convirtió en un plato popular en bistros y brasseries de París, donde se servía a trabajadores y turistas por igual. Fue en esta época cuando se popularizó la versión gratinada de la sopa de cebolla, que es la forma en que se sirve comúnmente hoy en día. 

Curiosidades sobre la sopa de cebolla francesa

  • La sopa de cebolla francesa, también conocida como “soupe à l’oignon“, es un plato tradicional de la cocina francesa que se sirve como entrada o plato principal en muchos restaurantes y hogares de toda Francia y otros países.
  • La sopa de cebolla es un plato reconfortante, sustancioso y nutritivo que es perfecto para los días fríos de invierno. Además, es muy versátil y se puede adaptar fácilmente a diferentes gustos y preferencias culinarias.
  • En Francia, la sopa de cebolla tiene una curiosa técnica de degustación. Dicen que la mejor manera es inclinar el plato hacia la boca y tomar un sorbo del caldo, dejando que los trozos de pan y queso gratinado se mezclen con la sopa en la boca.
  • Se cree que la versión gratinada de la sopa de cebolla francesa fue creada por los bistros y brasseries de París en el siglo XIX. Se dice que los camareros solían poner trozos de pan y queso en la sopa antes de gratinarla para un toque crujiente y cremoso.

El secreto de esta preparación

El secreto para que esta sopa salga bien esta en dedicarle tiempo: caramelizar bien la cebolla y dejarla un buen rato hirviendo en el caldo. Si no tenés queso gruyere podés ponerle el queso que más te guste. 

Receta de sopa de cebolla francesa tradicional

  • Rinde: 6 porciones
  • Tiempo de preparación: 2 horas

Ingredientes

  • 4 cebollas blancas grandes cortadas en rodajas finas
  • 4 cucharadas de manteca
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 2 cucharadas de harina 000
  • 1 taza de vino blanco seco
  • 6 tazas de caldo de carne
  • 1 ramita de tomillo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 baguette o pan francés cortado en rodajas gruesas
  • 2 tazas de queso gruyere rallado
  • Sal y pimienta a gusto

Como hacer sopa de cebolla tradicional gratinada (tomate tu tiempo, vale la pena)

  1. En una cacerola grande, derretir la manteca y el aceite de oliva a fuego medio-alto. Agregar las cebollas y el azúcar y saltear durante 15-20 minutos, o hasta que las cebollas estén caramelizadas y doradas.
  2. Agregar la harina y mezclar bien. Cocinar durante unos minutos, revolviendo constantemente.
  3. Añadir el vino blanco y dejar que se reduzca durante unos minutos.
  4. Agregar el caldo de carne, el tomillo y la hoja de laurel. Llevar a ebullición y reducir el fuego a medio-bajo. Cocinar durante 30-40 minutos, o hasta que la sopa esté bien cocida y los sabores se hayan mezclado.
  5. Mientras tanto, precalentar el horno a 200°C. Tostar las rodajas de pan en el horno hasta que estén doradas y crujientes.
  6. Retirar la ramita de tomillo y la hoja de laurel de la sopa y sazonar con sal y pimienta a gusto.
  7. Servir la sopa caliente en tazones para horno resistentes al calor. Colocar una rebanada de pan tostado en cada tazón y espolvorear con queso gruyere rallado.
  8. Hornear la sopa a 200°C durante unos minutos, o hasta que el queso se haya derretido y esté dorado y crujiente. Es decir hasta que esté gratinado. Servir caliente.

Así queda la sopa de cebolla gratinada, voilà!

sopa de cebollas gratinada

 

 

Votar esta receta

Para votar, pasar el mouse sobre los ajos

Muy MaloMaloRegularBuenoMuy bueno! (35 votos, promedio: 4,57 de 5)

¿y? ¿qué te parece la receta?

Compartir, guardar, imprimir

RECETA DE JUGOS CONCENTRADOS CASEROS

Receta de jugos concentrados caseros ¡muy ricos!

En este programa… Paulina presenta a su gato Belgrano. Nuevo video en Paulina Cocina, esta vez una receta lindísima para seguir haciendo de forma casera las cosas que compramos en el súper. Una receta de jugos concentrados caseros imperdible,

Receta de lasagna de berenjenas

Receta para una Lasagna de Berenjenas vegetariana

La lasagna de berenjenas es la opción perfecta para ese día que nos pinta comer saludable pero distinto, una receta super sana y fácil pero a la vez interesante y sin nada de harinas solo vamos a necesitar vegetales y queso. Receta y tips en este post!

Suscribirse
Notificarme de
10 Comentarios
Más Reciente
Más Antiguo Más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Ariel Ladislao Carrera
13 de julio de 2020 03:32

tengo miedo de que se me explote el plato en el horno te enojas si no hago ese paso saludos

Anónimo
30 de mayo de 2019 17:26

Yo al pan lo hago en el microondas, lo corto en cuadraditos le pongo una cucharada de aceite y sal 1 min en el micro, saco, mezclo y le pongo una cucharada más de aceite otro minuto y listo quedan como crutones

Paula
17 de mayo de 2016 20:13

¿Era con vino blanco? Le acabo de echar tinto y estaría quedando un color algo sospechoso…
¡Saludos y gracias!

Elita Barroso
22 de junio de 2015 13:03

Les invito a visitar a
https://www.mediafem.com/
la cual es una organización que te ayudará a monetizar tu sitio
web. Yo lo hice y obtuve excelentes resultados gracias a la
recomendación de contenido y anuncios en imágenes. Ingresen a la
web y conozcan todos sus planes y beneficios.

Valeiro C. Gorgori
19 de junio de 2015 19:14

tengo criatura, voy a omitir el paso del vino. quedará mal sin él? gracias!

19 de junio de 2015 20:09
Contestar a  Valeiro C. Gorgori

Le quitará el carácter, pero mal no quedará. Yo tengo niños y les doy plaatos con vino porque el vino al cocinarse pierde el alcohol.

Valeiro C. Gorgori
19 de junio de 2015 20:46
Contestar a  Paulina Cocina

sí, sé que cocción mata alcohol, pero soy un poco miedosa con eso… es pequeña mi niña, 20 meses… igual mi mamá me cuenta que cuando era chica le daban “un poquitittito de vino con soda” y le encantaba… y acá estamos todos: criados por una generación de infantes chupa vino. gracias por contestarme.

Corina Alvarez Loeblich
30 de mayo de 2017 10:45
Contestar a  Valeiro C. Gorgori

sin vino! Vi un programa donde aplicaban ciencia a la cocina y aquí hay un resumen de este mito. Al final del programa incluso te recomiendan que NO te tomes esa copa de vino en un restaurante si el plato que elegiste tiene una salsa alcohólica, porque si te para un control, vas a dar recontrasuperpositivo.
¿En serio pensabas que ese furor que te entraba tras comer el filete con salsa al Oporto era por la carne? Incluso los propios cocineros piensan que el alcohol se disuelve o evapora por completo al hervirlo, pero su desaparición está condicionada al método de cocinado, temperatura… y, como comprobó un estudio de varias universidades norteamericanas, es necesario cocinar a fuego medio dos horas y media en alcohol para que este se reduzca al 5%. Un flambeado retiene el 75% de media y el horneado, un 45%.

tere
15 de abril de 2015 23:16

hola. consulta: vino blanco o tinto? es idea mía o tb. se hace con las tostadas fritas?
gracias. me encanta tu sentido del humor.

16 de abril de 2015 18:11
Contestar a  tere

No sé si se hace pero con las tostadas fritas quedaría bien (si se fríen bien, sin que se embeban mucho en aceite)