Arroz a la cubana: Una rica receta con un origen que te va a sorprender

Receta de arroz a la cubana

¡Hola, bienvenidos y bienvenidas a Paulina Cocina! En esta hermosa comunidad nos gusta mucho probar cosas nuevas, dejarnos sorprender y, sobre todo, aprender a preparar platos ricos, sencillos y con historia. Hoy les traemos una receta de arroz a la cubana

Un plato colorido que combina arroz (amamos los platos con arroz), plátano frito, huevo frito y salsa de tomate, pero que, a pesar de su nombre y el mix de sabores, no es una creación cubana, tal como lo leen. Así como la ensalada rusa no tiene un pelo de rusa, el arroz cubano sólo tiene aires caribeños, pero su origen, en realidad, es español. 

En esta nota-receta les vamos a contar más sobre su historia y su origen, cuáles son algunas de las formas de prepararlo, algunos consejos para que el arroz a la cubana nos salga súper sabroso y, por supuesto, una receta fácil con el paso a paso para hacerla en casa. 

Sobre el arroz a la cubana

El arroz a la cubana es un plato que, a pesar de su nombre, su creación tiene más que ver con la gastronomía española que con la cubana. Este plato consiste en una base de arroz blanco, acompañado de huevo frito, plátano frito y salsa de tomate. Esta combinación de ingredientes crea una mezcla de sabores y texturas muy sabrosa y especial.

En algunos países o regiones existen variaciones a este plato, por ejemplo, en Perú se sirve con salchichas, en Filipinas se come con carne picada o picadillo y verduras, y en muchas regiones se prepara sin la salsa de tomate. En todos los casos se lo llama arroz a la cubana, pero si vamos a Cuba seguramente no lo logremos encontrar en las cartas de los restaurantes.

El arroz a la cubana es una receta muy fácil de hacer, y sus ingredientes suelen ser muy accesibles en todos lados. Su sabor agridulce y la combinación de texturas y colores, lo convierte en una opción muy divertida para los más pequeños de la casa. 

El origen de esta receta

El arroz a la cubana tiene una interesante historia que combina influencias españolas y cubanas. Su origen se remonta a la época colonial, cuando los españoles llevaron muchos de sus ingredientes a Cuba, como el arroz. A lo largo del tiempo, ese plato, y muchos otros, se fueron adaptando y enriqueciendo con ingredientes locales.

Una vez lograda la independencia cubana, hacia fines del siglo XIX, muchos españoles volvieron a sus tierras y se llevaron consigo las recetas que se habían originado durante la colonización. La incorporación del plátano se dio sobre todo en las Islas Canarias, que tiene una gran producción de este alimento y que recibió una gran cantidad de expatriados. 

Si bien el plato tiene algo de caribeño, sobre todo por la combinación de sabores dulces y salados, en realidad es una receta de origen español, y muchos de los que volvieron a su tierra fueron transmitiendo esas recetas de generación en generación. Por eso es que para muchos españoles, la receta de arroz a la cubana, les recuerda a su infancia o a sus abuelas. 

¿Por qué se llama arroz a la cubana?

Como mencionamos antes, el nombre de “arroz a la cubana” debe su origen a que fue creado en la isla de Cuba, pero por españoles durante la colonia, ya que no es un plato que se considere propio de Cuba. De hecho, en Cuba no se consume un plato así, y el plato con arroz más emblemático de Cuba es el arroz congrí, que se hace con caldo de porotos negros. 

La receta de arroz a la cubana y su presentación

La presentación del arroz a la cubana es una parte importante de la experiencia gastronómica. Aunque existen diferentes formas de servirlo, la versión clásica consiste en colocar una porción de arroz blanco en el centro del plato, acompañado de un huevo frito encima y plátanos fritos a un costado. 

La salsa de tomate se sirve aparte, para que cada comensal pueda agregarla según su gusto. El contraste de colores entre el arroz blanco, el huevo dorado y los plátanos caramelizados crea una presentación visualmente atractiva que invita a disfrutar cada bocado.

7 consejos para hacer un delicioso arroz a la cubana original

  1. Elección del arroz: Es importante elegir un arroz de grano medio o corto, tipo bomba, ya que estos granos tienden a volverse más pegajosos y compactos al cocinarlos. Evitar usar arroz de grano largo porque no quedaría con la textura deseada.
  2. Cocinar el arroz correctamente y lavarlo antes de cocinarlo para eliminar el exceso de almidón.
  3. No excederse con la cocción del huevo frito: La yema tiene que quedar babé, con el centro líquido.
  4. Fritura de los plátanos: Para lograr unos plátanos caramelizados, es importante que estén bien maduros. Pelar los plátanos y cortarlos en rodajas diagonales antes de freírlos en aceite caliente. Esto les va a dar una textura crujiente por fuera y suave por dentro.
  5. Salsa de tomate casera: Una salsa casera con tomates frescos siempre es una mejor alternativa y en el arroz a la cubana no es la excepción. En caso de que no sea posible tratar de usar tomates en conserva de buena calidad. 
  6. Condimentos extra: El arroz es un ingrediente muy versátil que queda muy bien cuando se le agrega algún condimento extra. Un poco de ajo en polvo, comino o pimentón son buenas opciones para sumar sabor. 
  7. Acompañamientos adicionales: El arroz a la cubana es un plato bastante completo de por sí, pero si se quiere buscar alguna guarnición extra, queda muy bien acompañado con porotos negros, una ensalada fresca, palta en rodajas o incluso un poco de carne o pollo asado.

Receta de arroz a la cubana fácil

  • Rinde: 4 porciones 
  • Tiempo de preparación: 30 minutos

Ingredientes

  • 1 taza de arroz blanco grano redondo
  • 2 tazas de agua
  • 4 huevos
  • 2 plátanos maduros
  • Aceite para freír
  • Salsa de tomate
  • Sal a gusto

Cómo hacer arroz a la cubana paso a paso

  1. Enjuagar el arroz con agua fría para eliminar el exceso de almidón. Llevarlo a una olla con agua y una pizca de sal. Llevar a ebullición y bajar el fuego al mínimo. Cocinar tapado hasta que el arroz esté tierno y haya absorbido el agua, aproximadamente 15-20 minutos.
  2. Mientras el arroz se cocina, pelar los plátanos y cortarlos en diagonal. Freír las rodajas en aceite caliente hasta que estén doradas y caramelizadas por ambos lados. Sacarlas del aceite y colocarlas sobre papel absorbente.
  3. En la misma sartén, agregando un poco más de aceite si es necesario, freír los huevos hasta que las claras estén cocidas pero las yemas más bien líquidas.
  4. Una vez que el arroz esté cocido, retirar del fuego y dejar reposar tapado durante unos minutos.
  5. Para servir, colocar una porción de arroz blanco en el centro de cada plato, un huevo frito por encima del arroz, y a un costado unas rodajas de plátano frito. La salsa se puede servir a un costado o en un recipiente aparte. ¡A disfrutarlo!
Como hacer arroz a la cubana original

Votar esta receta

Para votar, pasar el mouse sobre los ajos

Muy MaloMaloRegularBuenoMuy bueno! (7 votos, promedio: 4,86 de 5)

¿y? ¿qué te parece la receta?

Compartir, guardar, imprimir

Receta de pan rústico

Pan Rústico: el más fácil del planeta

Si nunca hicieron pan casero empiecen con este pan rústico. Una receta super recomendable porque no tenés que hacer nada, todo lo hace el tiempo, una maravilla. Aprende la receta y todos sus secretos aquí!

Suscribirse
Notificarme de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios