Suspiro limeño, el postre peruano que los va a hacer suspirar 

receta de suspiro limeño

¡Hola hola mis estimados! Siempre hay espacio para el postre dicen por ahí y estoy absolutamente de acuerdo con eso. Y también a veces pienso por qué no comemos antes el postre. Sobre todo me pasa cuando hablo sobre una receta como la de hoy.

Hay un montón de postres con leche condensada, merengue, leche evaporada, etc y todos son sedosos en la boca, dulces y esponjosos… El suspiro limeño es uno de ellos. Dos capas dulces y aireadas juntas para una experiencia visual sublime y un sabor igual de impactante.

Resumiendo, el postre suspiro limeño es el que tenes que hacer para impresionar a alguien o simplemente porque te querés consentir en casa. Si me preguntan a mí por qué se llama suspiro, diría que es porque todos cierran los ojos y suspiran cuando lo prueban. No tengo pruebas pero tampoco dudas sobre esta teoría.

Sobre el postre suspiro limeño y sus particularidades

El suspiro limeño es un postre peruano que combina la dulzura y suavidad del manjar blanco con la ligereza y esponjosidad del merengue italiano. Este exquisito manjar es originario de Lima, la capital peruana, y se ha convertido en un emblema de la rica tradición culinaria del país. 

El postre suspiro limeño es una mezcla perfecta de sabores y texturas. La crema de manjar blanco aporta un toque dulce y aterciopelado, mientras que el merengue italiano complementa con su ligereza y un sutil toque de dulzura. La combinación de estos elementos crea una experiencia gustativa única.

Este postre es una representación de la rica herencia gastronómica peruana. Su popularidad ha trascendido fronteras, convirtiéndose en un símbolo culinario de Perú y un deleite para los amantes de los postres en todo el mundo.

La cuidadosa preparación del suspiro limeño

La preparación del suspiro limeño implica la elaboración de dos capas fundamentales. La primera consiste en una crema de manjar blanco, que se obtiene cocinando determinados productos lácteos como leche condensada y leche evaporada hasta lograr una textura espesa y cremosa. Esta crema aporta la dulzura característica al postre. La segunda capa es un merengue italiano, una mezcla de claras de huevo batidas a punto de nieve con almíbar caliente, que al solidificarse enfría y crea una capa esponjosa sobre la crema de manjar.

Este postre ha ganado reconocimiento no solo por su sabor delicioso, sino también por su atractiva presentación en capas, que refleja la atención al detalle y la artesanía en la cocina peruana.

suspiro limeño facil

Almidón de maíz para un postre más firme y fácil

El suspiro limeño con maizena es una variante del clásico postre peruano que incorpora almidón de maíz para lograr una textura aún más cremosa y consistente en la preparación. 

Esta adaptación resalta la versatilidad de la receta original, manteniendo la esencia mientras introduce un componente adicional para enriquecer su consistencia.El uso de maizena, o almidón de maíz, en la crema de manjar blanco contribuye a lograr una textura más suave y sedosa

Este ingrediente actúa como espesante, proporcionando una consistencia aterciopelada para influir en la estabilidad de la crema, asegurando que mantenga su forma y estructura durante la presentación y el consumo.

Postre en vaso, una presentación especial del suspiro limeño

El suspiro limeño en vaso representa una moderna presentación de este clásico postre peruano, ofreciendo una experiencia gastronómica más contemporánea y fácil de disfrutar. En lugar de las capas tradicionales, esta variante se sirve en recipientes individuales, permitiendo a los comensales apreciar la armoniosa combinación de sabores.

  • La presentación en vaso resalta la cuidada disposición de las capas, permitiendo a los comensales observar y apreciar la textura diferenciada de la crema de manjar blanco y el merengue italiano.

Esta adaptación moderna no solo realza el atractivo estético sino que también facilita su consumo, brindando a los amantes de los postres una manera más cómoda de disfrutar de esta deliciosa creación.

Un nombre seductor para un postre seductor

El nombre suspiro limeño sugiere una conexión entre este postre y las emociones delicadas y efímeras que evoca un suspiro. Lima, la capital de Perú, es la referencia geográfica en el nombre, indicando su origen en esta ciudad costera. Este postre emblemático ha ganado popularidad a lo largo del tiempo y se ha convertido en un símbolo de la rica tradición culinaria limeña y peruana en general. 

La elección del término “suspiro” para denominar a este postre puede atribuirse a la textura suave y etérea que caracteriza al manjar blanco y al merengue italiano que componen la receta. 

Al igual que un suspiro, la experiencia al saborear este postre es delicada y placentera, con cada capa disolviéndose suavemente en la boca, dejando una sensación efímera pero inolvidable.

¿De dónde viene el suspiro limeño?

El origen exacto del postre suspiro limeño es difícil de rastrear, ya que las recetas tradicionales a menudo evolucionan a lo largo del tiempo, influidas por diversas culturas y chefs. Sin embargo, se cree que la receta de suspiro limeño tiene raíces en la fusión de influencias europeas y locales en la cocina peruana durante el siglo XIX.

La llegada de inmigrantes europeos, especialmente de España, contribuyó a la introducción de técnicas e ingredientes que influyeron en la gastronomía del Peru . La combinación de productos autóctonos con elementos importados condujo a la creación de platos únicos, y este postre podría considerarse un resultado de esta interacción culinaria.

Antes de empezar

Primero les dejo por acá la receta de merengue italiano por si no saben cómo prepararlo..  Recuerden, para que el merengue tenga la textura y estabilidad correctas el almíbar tiene que alcanzar una temperatura de aproximadamente 118°C antes de colocarlo sobre las claras.

¿Todo listo? 👀 Ahora si! 

Seguime en Instagram (acá)
Y en YouTube que subo recetas nuevas todas las semanas (clic acá

Receta de suspiro limeño

Rinde: 8 porciones

Tiempo de preparación: 5 horas

Ingredientes

  • 400 gr de leche condensada
  • 400 gr de leche evaporada
  • 4 yemas de huevo
  • 4 claras de huevo
  • 1 taza de azúcar
  • 1/4 de taza de agua
  • 1 taza de azúcar para el merengue

Preparación sencilla del suspiro limeño

  1. En una licuadora, mezclar la leche condensada, la leche evaporada y las yemas de huevo hasta obtener una crema homogénea. 
  2. Verter en una olla a fuego bajo y cocinar 20-25 minutos, revolviendo constantemente, hasta que la mezcla se espese. Retirar del fuego y reservar.
  3. En otra cacerola, cocinar el azúcar y el agua a fuego medio hasta obtener un almíbar espeso. 
  4. Batir las claras de huevo a punto de nieve en un bol grande. Verter el almíbar caliente en hilo sobre las claras batidas mientras se continúa batiendo hasta que la mezcla ligue.
  5. En recipientes elegidos colocar una capa de manjar blanco y encima una capa de merengue italiano. Refrigerar 4 horas antes de servir (muy importante). 
receta facil suspiro limeño

Votar esta receta

Para votar, pasar el mouse sobre los ajos

Muy MaloMaloRegularBuenoMuy bueno! (Ninguna valoración todavía)

¿y? ¿qué te parece la receta?

Compartir, guardar, imprimir

Alfajores de maicena

Alfajores de maicena: Receta fácil, casera y deliciosa

Hola amigos, bienvenidos sean ustedes a Paulina Cocina y a esta humilde y hermosa receta de alfajores de maicena. Esta receta de alfajores de almidón de maíz  (que así es como se llama de verdad la

Crumble de manzana

Crumble de manzana sin azúcar

Hola mis queridos amigos… En el programa de hoy vamos a conocer otra delicia dulce, una receta para chuparse los dedos, sin azúcar y fácil: es la mejor receta de crumble de manzana  que vas a probar! Saben que

Suscribirse
Notificarme de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios