Brochetas de carne para comer parados al lado de la parrilla

brochetas de carne

Bienvenidos a una receta de Paulina Cocina súper fácil de hacer y comer. Está bien, lo estamos simplificando demasiado porque las brochetas de carne tienen que estar bien hechas y cocidas, sino corremos el riesgo de quedar mal con la familia y los amigos. Bueno, ahora quizás estamos exagerando… 

Lo cierto es que vamos a ver todo sobre este plato que puede ser entrada, plato principal o acompañamiento. Las brochetas de carne tienen una larga historia y su origen se remonta a varias culturas antiguas. Si bien es difícil determinar su origen exacto, se sabe que diferentes versiones de brochetas de carne han sido parte de la cocina de muchas civilizaciones a lo largo del tiempo. ¡Y suena lógico! ¿A quién no le gusta comer de un palito?

Sobre la brochetas de carne

Historia de la brocheta de carne

Una de las primeras referencias históricas de brochetas de carne proviene de la antigua Persia (actual Irán). Se dice que los soldados persas utilizaban brochetas para asar carne sobre fuego abierto durante las batallas. A las brochetas de carne se les llama simplemente “brochetas” o “pinchos”

En la antigua Grecia, también se encontraban brochetas de carne conocidas como “obeliskos”. Los griegos solían cocinar carne de cordero ensartada en pinchos y asarla sobre brasas.

En la cocina romana, las brochetas de carne eran conocidas como “torpedinum” y se preparaban con carne de res o cordero. Estas brochetas a menudo incluían trozos de carne, hígado y tocino ensartados en pinchos.

En muchas culturas de Oriente Medio y Asia, como Turquía, Líbano, India y Japón, también se encuentran tradiciones de utilizar brochetas de carne en sus platos tradicionales. Por ejemplo, el shish kebab es una brocheta tradicional de la cocina turca y del Medio Oriente, mientras que el yakitori es una versión japonesa que utiliza carne de pollo.

¿Qué son las brochetas de carne?

Las brochetas de carne son una deliciosa opción de comida que consiste en trozos de carne ensartados en un pincho y cocinados a la parrilla, a la plancha o al horno. Las brochetas de carne se pueden hacer con diferentes tipos de carne, como pollo, ternera, cerdo, cordero o incluso mariscos. Cada tipo de carne ofrece su propio sabor y textura característicos.

Antes de cocinar las brochetas, a menudo se marinan para realzar el sabor y ablandar la carne. Los marinados pueden incluir ingredientes como aceite de oliva, zumo de limón, vinagre, hierbas, especias y ajo. El tiempo de marinado varía según el tipo de carne y la receta utilizada.

Además de la carne, las brochetas a menudo incluyen vegetales y otros ingredientes para agregar sabor y variedad. Algunas opciones populares son cebolla, pimientos, tomates cherry, champiñones y calabacín. Estos ingredientes se pueden intercalar entre los trozos de carne

Además las brochetas tienen la versatilidad de adaptarse a cualquier tipo de carne, por ejemplo se pueden hacer Brochetas de Cerdo Agridulce o varias opciones más que vamos a ver hoy.

brochetas para asador

Cocción de las brochetas de carne

Las brochetas se pueden cocinar de diferentes maneras. La parrilla es una opción popular, ya que le da a la carne un sabor ahumado y jugoso. También se pueden cocinar a la plancha o en el horno, dependiendo de las preferencias personales y los recursos disponibles.

¿Cuál es la mejor carne para brochetas?

  • Pollo: El pollo es una opción versátil y tiende a cocinarse rápidamente en las brochetas. Puedes usar pechugas de pollo deshuesadas y sin piel o muslos de pollo.
  • Ternera: La carne de res, como el filete o el solomillo, es tierna y sabrosa en las brochetas. Corta la carne en trozos pequeños para asegurarte de que se cocine de manera uniforme.
  • Cerdo: El cerdo, ya sea lomo, solomillo o costillas, también es una opción popular. Al igual que con otras carnes, es importante cortarla en trozos adecuados para una cocción uniforme.
  • Cordero: Si te gusta el sabor distintivo del cordero, puedes usar trozos de pierna o chuletas. El cordero tiende a tener un sabor más pronunciado, por lo que puede ser una opción interesante para variar tus brochetas.

Receta de brochetas de carne de res

El palito utilizado para hacer brochetas se llama comúnmente “pincho” o “brocheta”. Estos pueden ser de metal, bambú o madera, y se utilizan para ensartar los trozos de carne y otros ingredientes antes de la cocción. Es importante asegurarse de que los palitos estén limpios y en buen estado antes de su uso antes de hacer la receta.

Rinde: 4 porciones

Tiempo de preparación: 45 minutos

Ingredientes

  • 500 gr de carne de res (puedes usar cortes como solomillo, lomo o churrasco) en trozos
  • 1 cebolla cortada en trozos grandes
  • 1 pimiento rojo cortado en trozos
  • 250 gr de tomates cherry
  • 1 zucchini en rodajas
  • Champiñones frescos
  • Sal y pimienta a gusto
  • Aceite de oliva

Cómo hacer brochetas de carne

  1. Cortar la carne de res, la cebolla y el pimiento rojo en trozos grandes. Limpiar los champiñones y dejarlos enteros o cortados en mitades. 
  2. Alternar los trozos de carne, cebolla, pimiento rojo y champiñones en los pinchos. Espolvorearlos con sal, pimienta y otros condimentos a elección, como ajo en polvo o hierbas aromáticas, para darles más sabor. 
  3. Calentar la parrilla a fuego medio-alto y engrasar ligeramente con aceite de oliva. Coloca las brochetas de carne de res en la parrilla y cocinar durante aproximadamente 8-10 minutos, volteándolas ocasionalmente para que se cocinen de manera uniforme.
  4. Una vez que la carne de res esté cocida según preferencia (por ejemplo, jugosa o bien cocida), retirar las brochetas de la parrilla y dejarlas reposar durante unos minutos antes de servir.
pinchos de carne

Votar esta receta

Para votar, pasar el mouse sobre los ajos

Muy MaloMaloRegularBuenoMuy bueno! (3 votos, promedio: 5,00 de 5)

¿y? ¿qué te parece la receta?

Compartir, guardar, imprimir

Cómo hacer all i oli en 3 minutos

Cómo hacer all i oli en 3 minutos

¡Es más fácil de lo que piensas! Con esta receta, aprenderás cómo hacer all i oli en solo 3 minutos. Solo necesitas unos pocos ingredientes, una batidora de mano y un poco de paciencia para lograr la textura y consistencia perfecta. La clave está en agregar los ingredientes en el orden correcto y batir hasta obtener la textura deseada. El resultado será una salsa cremosa y deliciosa que podrás disfrutar con una gran variedad de platillos. Anímate a probar esta receta de all i oli y sorprende a todos con tu propia versión casera.

Suscribirse
Notificarme de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios