Receta de Alcachofas con Jamón ¿cómo comer la alcachofa?

alcachofas salteadas con jamon

¡Comamos flores! Bueno, no hablamos de comer las margaritas del campo (o si, sobre gustos…) sino de comer una verdura que básicamente es una flor un poco pinchuda y medio amarga. Dicho así no suena muy bien, ¿no? La receta de hoy es Alcachofas con Jamón.

Con estas características y todo, la alcachofa es muy apreciada en todo el mundo, sobre todo en la zona del Mediterraneo. Fritas, hervidas, rehogadas y con distintos acompañamientos es considerada una verdura gourmet a la que hay que saber hacer.

Por esto hoy vamos a ver la mejor forma de aprovechar las alcachofas en una receta, como comerlas y todos esos datitos para lograr lo mejor de esta flor de verdura llamada alcachofa que en algunos lugares conocemos como alcaucil.

Sobre las alcachofas con jamón

Características de la receta de alcachofas con jamón

Las alcachofas con jamón son un plato típico en varias regiones de España, como en la región de Murcia, donde se conocen como “alcachofas a la murciana”. Recordemos que esta región tiene recetas deliciosas como Ensalada murciana y Magro con Tomate.También son populares en otras zonas mediterráneas, como Italia.

Esta receta es una combinación clásica y deliciosa en la cocina mediterránea. La textura suave y ligeramente amarga de las alcachofas se equilibra muy bien con el sabor salado y ahumado del jamón.

Para preparar alcachofas con jamón, se suelen utilizar alcachofas frescas o en conserva, y jamón serrano o ibérico. El jamón se corta en trozos pequeños y se saltea junto con las alcachofas para aportar sabor y mejorar la presentación del plato.

Beneficios de las alcachofas con jamón, típico de la cocina mediterránea

Las alcachofas son conocidas por sus propiedades digestivas, entre otras. Sin embargo, es importante tener en cuenta que estos beneficios pueden variar y siempre es recomendable consultar a un profesional de la salud.

guiso de alcachofas con jamon

Cómo se debe comer la alcachofa

  • Limpia las alcachofas quitando las hojas exteriores más duras y cortando los extremos. Puedes cortar las puntas de las hojas con una tijera para evitar que pinchen.
  • Las alcachofas se pueden cocinar de diferentes maneras, como hervirlas, al vapor, asarlas o saltearlas. Una vez cocidas, las hojas externas se pueden ir desprendiendo y se puede disfrutar de la parte comestible más tierna y carnosa de la base de la alcachofa.
  • Toma una hoja de alcachofa y desliza los dientes inferiores de la hoja entre los dientes superiores para extraer la pulpa tierna. Puedes sumergir la base carnosa de la hoja en una salsa o aderezo para darle más sabor. El corazón se puede comer completamente, ya que no tiene hojas fibrosas.

Los egipcios ya cultivaban alcachofas hace más de 2.000 años y las consideraban un alimento delicado y afrodisíaco. Los griegos también conocían y apreciaban las alcachofas, y se cree que fueron ellos quienes difundieron su cultivo por el Mediterráneo.

Posteriormente, los romanos también disfrutaron de las alcachofas y se dice que las introdujeron en Italia, donde se convirtieron en un alimento popular. En la cocina italiana, las alcachofas se utilizan en diversas preparaciones, como las alcachofas a la romana (alcachofas fritas) o la pizza con alcachofas.

Cuando no comer alcachofas y cómo evitar malestares

Si son alérgicos a las alcachofas o a cualquier otro miembro de la familia de las asteráceas, como la ambrosía o las margaritas, es recomendable evitarlas.

Las alcachofas pueden estimular la producción de bilis, lo cual puede ser beneficioso para la digestión. Sin embargo, si tienes problemas de vesícula biliar o cálculos biliares, es recomendable consultar a un médico antes de consumir alcachofas, ya que pueden desencadenar síntomas o molestias.

Las alcachofas contienen un tipo de fibra llamada inulina, la cual puede causar gases en algunas personas. Aquí tienes algunos consejos para reducir la producción de gases al consumir alcachofas:

  • Cocinar bien las alcachofas: Una cocción adecuada puede ayudar a descomponer y hacer más digerible la inulina presente en las alcachofas, lo cual puede reducir los gases.
  • Introducir gradualmente: Si no estás acostumbrado a comer alcachofas, es recomendable introducirlas gradualmente en tu dieta, comenzando con porciones pequeñas para permitir que tu sistema digestivo se adapte.
  • Beber suficiente agua: Mantenerte hidratado ayuda a mantener una buena digestión y puede ayudar a reducir la formación de gases.
  • Combinarlas con comino u otras especias: Algunas especias, como el comino, tienen propiedades carminativas que pueden ayudar a reducir la formación de gases. Agregar un poco de comino o especias similares a las alcachofas puede ser beneficioso.

Las alcachofas con jamón se pueden servir como entrante, guarnición o plato principal, dependiendo de la cantidad y de los acompañamientos utilizados. Se pueden presentar de forma individual o en una fuente para compartir. Se pueden acompañar con ingredientes adicionales como huevo duro, patatas, setas u otros vegetales para enriquecer el plato.

Ahora que ya sabemos todo sobre las alcachofas, es momento de confiar y preparar esta receta que es un 10/10. Comenten que tal les parece esta idea. Chau!

Seguime en Instagram (acá)
En YouTube subo videos nuevos todos los miércoles (clic acá)

Receta de alcachofas con jamón

Rinde: 4 porciones

Tiempo de preparación: 40 minutos

Ingredientes

  • 4 alcachofas frescas
  • 100 gr de jamón serrano o ibérico, cortado en dados
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta a gusto
  • Hojas de albahaca

Cómo hacer alcachofas con jamón

  1. Quitar a las alcachofas las hojas exteriores más duras y los extremos. Cortarlas en cuartos o rodajas. En una cacerola grande calentar el aceite de oliva a fuego medio, añadir los ajos picados y saltear durante un minuto.
  2. Agregar el jamón en dados y saltear durante unos minutos. Añadir las alcachofas y saltear durante unos minutos más, revolviendo ocasionalmente.
  3. Salpimentar a gusto y poner las hojas de albahaca fresca por encima. Retirar del fuego y servir las alcachofas con jamón caliente como guarnición o como plato principal acompañado de arroz o pasta.
receta alcachofas con jamón

Votar esta receta

Para votar, pasar el mouse sobre los ajos

Muy MaloMaloRegularBuenoMuy bueno! (2 votos, promedio: 4,50 de 5)

¿y? ¿qué te parece la receta?

Compartir, guardar, imprimir

Empanada gallega receta

Receta de Empanada Gallega tradicional

La más humilde y popular, la empanada, ya de por sí un manjar. Pero esta no es cualquier empanada, una Empanada Gallega de atún auténtica tiene algunos detalles en particular que la hacen única. Aclarado todo

Suscribirse
Notificarme de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios