Ajoblanco: La crema fría típica de Málaga y sus ingredientes secretos

receta de ajoblanco

¡Hola a todos y todas! Bienvenidos a Paulina Cocina. Hoy vamos a hablar del ajoblanco, una receta especial para los amantes de la gastronomía mediterránea y especialmente de las cremas frías, que nos llega directo de las tierras de Andalucía, España.  

Como casi todas las sopas frías esta preparación es muy fácil de hacer, sólo necesitamos contar con los ingredientes, que tampoco son muchos, pero si no conocen la receta de ajoblanco malagueño en detalle, seguro se van a sorprender ¡Cuchara en mano!

Sobre el ajoblanco

El ajoblanco es una crema tradicional de la cocina española, especialmente arraigada en la región de Andalucía con el ajo como ingrediente principal. Esta sopa fría se caracteriza por su textura suave y su sabor delicado que combina a la perfección con los días calurosos del verano.

La crema de ajoblanco se disfruta fría en cuencos o platos hondos generalmente acompañada de uvas, trozos de manzana o almendras laminadas, que añaden un toque de frescura y contraste. Esta combinación de sabores y texturas lo convierte en un plato ideal para refrescar el paladar en los días de verano.

El significado del ajo blanco

El término “ajoblanco” es tan sencillo como la combinación de dos palabras: “ajo” y “blanco”. El ajo, ingrediente fundamental en esta crema, se refiere a su sabor y aroma distintivo. Por otro lado, el “blanco” hace alusión al color pálido y luminoso de la crema final, resultado de la mezcla de ingredientes como el pan y las almendras que le aportan la textura a esta sopa. 

receta fácil de ajoblanco

Historia y origen del ajoblanco malagueño

El ajo blanco tiene profundas raíces en la cocina andaluza y su origen se remonta a tiempos antiguos. Se cree que esta sabrosa crema se originó en la región de Málaga, en el sur de España, donde las condiciones climáticas cálidas y la abundancia de almendros y ajo hicieron posible su creación. 

Desde entonces, la crema de ajo blanco se ha convertido en un símbolo de la gastronomía malagueña y una tradición culinaria familiar que se transmite de generación en generación. 

Cómo se prepara la sopa de ajo blanco

La sopa de ajo blanco, al ser una crema fría se prepara muy fácilmente y se caracteriza por ser muy similar al salmorejo o al gazpacho andaluz; de hecho en muchos lugares se la denomina “gazpacho blanco”. 

Los ingredientes básicos de esta preparación son: ajo, almendras, miga de pan blanco, aceite de oliva, vinagre, agua y sal que se trituran y se mezclan hasta obtener una crema suave y homogénea. Se lleva a la heladera y luego se sirve frío con acompañamientos típicos como son las uvas, las manzanas, el melón o las almendras laminadas.

Usos y conservación de la crema de ajo blanco

El ajo blanco malagueño es versátil en la cocina. Además de servirlo como crema fría se puede utilizar como salsa o aderezo en platos de pescado, mariscos y verduras a la parrilla. Su sabor suave y su textura cremosa lo hacen perfecto para realzar otros ingredientes sin abrumar su sabor natural.

En cuanto a su conservación, la sopa de ajoblanco se mantiene en buen estado en heladera durante aproximadamente 2 a 3 días. Sin embargo, es importante tener en cuenta que tiende a espesarse con el tiempo por lo que es posible que se necesite ajustar la consistencia con un poco de agua antes de servirlo nuevamente.

Qué hay que tener en cuenta al momento de hacer ajoblanco malagueño

  • Remojo del pan: Dejar el pan blanco en remojo el tiempo suficiente es crucial para obtener la textura adecuada. El pan debe absorber suficiente líquido para que la crema sea suave.
  • Ajuste de la consistencia: Si queda demasiado espeso se puede agregar un poco más de agua fría y mezclar hasta obtener la consistencia deseada.
  • Acompañamientos creativos: Se puede experimentar con diferentes acompañamientos. Frutas como peras o melocotones le aportan un dulzor especial. También queda muy bien servirla con hierbas frescas, como ciboulette (cebollino) o perejil para un toque de frescura adicional.

Seguime en Instagram (acá)
Y en YouTube que subo vídeos nuevos todas las semanas (clic acá

Receta de ajoblanco malagueño

Rinde: 4 porciones

Preparación: 15 minutos

Reposo en heladera: 2 horas antes de servir

Ingredientes

  • 100 g de almendras crudas
  • 2 dientes de ajo
  • 100 g de miga de pan blanco
  • 150 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 30 ml de vinagre de vino blanco
  • 500 ml de agua fría
  • Sal al gusto
  • Uvas o almendras laminadas para decorar (opcional)

Cómo hacer ajoblanco paso a paso

  1. En un bol sumergir la miga de pan blanco en agua durante unos 10 minutos. Luego escurrirla bien.
  2. En una licuadora o procesador de alimentos colocar las almendras, los dientes de ajo, la miga de pan escurrida y el vinagre. Triturar hasta obtener una pasta fina.
  3. Con la licuadora en marcha verter lentamente el aceite de oliva en un hilo constante hasta que la mezcla se torne suave y cremosa.
  4. Agregar agua fría gradualmente hasta obtener la consistencia deseada. La cantidad puede variar según las preferencias personales.
  5. Condimentar con sal y pimienta a gusto y refrigerar durante al menos 2 horas. Al momento de servir, se puede decorar con uvas o almendras laminadas.
cómo hacer ajoblanco

Votar esta receta

Para votar, pasar el mouse sobre los ajos

Muy MaloMaloRegularBuenoMuy bueno! (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

¿y? ¿qué te parece la receta?

Compartir, guardar, imprimir

Receta de torta de aceite

Torta de aceite esponjosa, fácil y económica

En este post les traigo una receta económica y súper rica para solucionar tus antojos dulces: Torta de aceite. Y además les voy a dar un par de trucos para que tus bizcochuelos sean dignos de un premio al bizcocho del mes.

Suscribirse
Notificarme de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios