El dulce abrazo de mis natillas caseras

receta de natillas caseras

¡Hola queridos seguidores de Paulina Cocina! Vamos a lo importante de una: las natillas caseras son uno de los mejores postres que van a hacer y probar en sus vidas y nos hacemos cargo de lo que decimos. Fácil, dulce y simple, pero sorprendente (exactamente como debe ser la vida) este postre clásico de la cocina europea nunca defrauda. Tiene varias versiones y algunos secretitos para salir perfecta así que tenemos mucho de qué charlar.

Aprovechen en la próxima reunión familiar para lucirse diciendo el famoso: “yo llevo el postre”, y quedar como unos duques.

Sobre las natillas caseras

Las natillas caseras son un postre clásico y delicioso que se puede hacer fácilmente en casa. Esta crema suave y espesa es una delicia para los amantes de los postres y se puede disfrutar tanto caliente como fría.

¿Qué son y qué tienen las natillas caseras?

La natilla de vainilla es una crema espesa y suave que generalmente se prepara con leche, huevos, azúcar y vainilla. La leche es la base principal y se mezcla con yemas de huevo y azúcar para darle dulzura. La vainilla se agrega para proporcionar un sabor distintivo y aromático. 

Algunas recetas también pueden incluir otros ingredientes para añadir sabores adicionales, como cítricos, canela o chocolate. Las natillas se pueden servir calientes, tibias o frías, y a menudo se espolvorean con un poco de canela o nuez moscada en la parte superior para realzar el sabor.

#DATO muy útil: las natillas caseras se pueden utilizar como relleno para tartas y pasteles, como acompañamiento de frutas frescas o como base para otros postres más elaborados.

receta fácil de natillas caseras

Algunos consejos para preparar y conservar las natillas de vainilla

Para espesar las natillas caseras, es importante cocinarlas a fuego lento y revolver mientras se mezclan las yemas de huevo con la leche caliente. El calor suave permite que los huevos se cocinen gradualmente y con la leche formen una crema espesa y suave. Tener paciencia durante este proceso para evitar que las natillas hiervan.

El tiempo que duran las natillas caseras en la nevera dependerá de cómo se almacenen y de los ingredientes. Por lo general, las natillas caseras bien refrigeradas pueden durar entre 3 y 4 días en la nevera. Es importante almacenarlas en un recipiente hermético para mantener su frescura y evitar que absorban olores de otros alimentos en el refrigerador.

10 datos sobre las natillas caseras que los van a sorprender

  1. Las natillas tienen una larga historia y se cree que su origen se remonta a la época medieval en Europa. 
  2. Originalmente, las natillas son un plato salado y se servían como acompañamiento para carnes.
  3. Con el tiempo, las natillas evolucionaron y se convirtieron en un postre dulce y popular en la gastronomía europea.
  4. En algunos países, las natillas se conocen con diferentes nombres. Por ejemplo, en Francia se llaman “crème anglaise” (crema inglesa), en Italia “crema pasticcera” y en México “natilla” también, pero tiene una versión ligeramente diferente.
  5. La yema de huevo actúa como el espesante principal en las natillas, lo que le da su textura suave y cremosa.
  6. Aunque la versión más común es la de vainilla, la receta de natillas caseras tradicionales también puede prepararse con otros sabores, como chocolate, café, frutas cítricas, almendra o incluso licores.
  7. Aunque las natillas caseras son deliciosas, debes tener en cuenta que contienen huevos y azúcar, por lo que deben disfrutarse con moderación como parte de una dieta equilibrada.
  8. Las natillas son populares en muchas culturas alrededor del mundo y se preparan en diferentes variaciones según la región.
  9. La textura y consistencia de las natillas caseras pueden variar según la receta y el método de preparación. Algunas son más densas y cremosas, mientras que otras pueden ser más ligeras y fluidas.
  10. Las natillas caseras son deliciosas por sí solas, pero también se pueden servir con frutas frescas, galletas, bizcochos o espolvoreadas con canela o nuez moscada.

Este postre es muy versátil y se puede adaptar a diferentes gustos y preferencias. Algunas personas prefieren agregar otros sabores, como cítricos, chocolate o café, para darle un toque especial.

Seguime en Instagram (acá)

Y en YouTube que subo vídeos nuevos todas las semanas (clic acá

Receta de natillas caseras

Rinde: 6 porciones

Tiempo de preparación: 2 horas 30 minutos

Ingredientes

  • 500 ml de leche
  • 4 yemas de huevo
  • 100 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Una pizca de sal
  • 2 cucharadas de maicena
  • Canela en polvo o nuez moscada

Cómo hacer natillas caseras paso a paso

  1. En un tazón pequeño, disuelve las 2 cucharadas de maicena en un poco de la leche fría hasta que esté completamente integrada y sin grumos.
  2. En una cacerola, calienta el resto de la leche a fuego medio hasta que esté casi hirviendo.
  3. En un bol, batir las yemas de huevo con el azúcar hasta que la mezcla se torne cremosa.
  4. Retira la cacerola del fuego y agrega despacio la mezcla de yemas a la leche caliente, revolviendo constantemente para evitar que las yemas se cocinen demasiado rápido.
  5. Colocar nuevamente la cacerola en el fuego bajo y agregar la mezcla de maicena disuelta. Continúa cocinando y revolviendo hasta que la mezcla espese lo suficiente para cubrir la parte posterior de una cuchara, aproximadamente de 5 a 10 minutos.
  6. Una vez que las natillas hayan espesado, retira del fuego y agrega el extracto de vainilla y una pizca de sal, mezclando bien.
  7. Deja que las natillas se enfríen a temperatura ambiente antes de transferirlas a un recipiente. Cubre con film transparente tocando la superficie para evitar la formación de una película.
  8. Refrigera durante al menos 2 horas antes de servir. Espolvorea un poco de canela en polvo o nuez moscada sobre las natillas antes de servir.
receta fácil de natillas caseras

Votar esta receta

Para votar, pasar el mouse sobre los ajos

Muy MaloMaloRegularBuenoMuy bueno! (6 votos, promedio: 4,33 de 5)

¿y? ¿qué te parece la receta?

Compartir, guardar, imprimir

Sopa de espinacas y calabaza

Sopa de Espinacas y Calabaza: sopa de ojo de Godzilla

Riquísima y nutritiva. Prepara nuestra Sopa de Espinacas y Calabaza, apodada "sopa de ojo de Godzilla", y sorprende a tus comensales con una experiencia culinaria única. Descubre cómo la combinación de espinacas y calabaza crea un sabor y color intensos que deleitarán tus sentidos. ¡No esperes más para disfrutar de esta nutritiva y deliciosa sopa que encantará a chicos y grandes!

Suscribirse
Notificarme de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios