Postre de maracuyá: sin horno y con 10 consejos para que salga perfecto

receta de postre de maracuya

Bienvenidas y bienvenidos amantes de lo dulce! En esta ocasión, nos sumergiremos en el cremoso mundo del postre de maracuyá, una delicia que conquista paladares con su explosión de sabor tropical. 

Hoy los invitamos a descubrir el encanto de preparar y disfrutar de un postre que combina lo dulce y ácido de manera perfecta. Todo el encanto de una fruta de origen brasileño, que se supo ganar un lugar en postres y bebidas de todo el mundo.

Al final de esta nota van a encontrar una receta de postre de maracuyá bien sencilla, con todo el detalle de ingredientes y pasos a llevar a cabo. Pero antes te vamos a pasar diez consejos para que salga perfecto y algunas ideas por si quieren hacer una versión más liviana ¡A cucharear!

Sobre el postre de maracuyá

El postre de maracuyá fusiona la frescura de la fruta de la pasión con la dulzura característica de la leche condensada y la textura suave de la crema. Este postre se ha ganado un lugar especial en la mesa de los amantes de los sabores tropicales. 

La versatilidad de la maracuyá permite crear preparaciones sencillas, pero cargadas de intensidad y frescura. La mezcla de la acidez de la fruta, con la dulzura de la leche condensada, se fusiona en un postre suave y fresco, ideal para las celebraciones veraniegas

Cómo hacer postre de maracuyá con tres ingredientes

Hacer un postre de maracuyá sencillo, es muy fácil y lo bueno es que no requiere cocción, sino sólo unas horas de frío. La clave radica en elegir unas buenas maracuyás, que estén lo suficientemente maduras para que su pulpa sea bien jugosa. 

Luego sólo es mezclar la pulpa de la maracuyá con la leche condensada y la crema, que se integrarán en el refrigerador con ayuda de la gelatina sin sabor. De todos modos, si se busca una versión más cremosa y menos firme, se puede obviar el paso de la gelatina. 

recetas con maracuya

Postre de maracuyá con galletas ducales

La receta de postre de maracuyá puede hacerse también con una base de galletas ducales, unas galletas típicas de Colombia, que se pueden reemplazar con cualquier marca de galletas dulces. 

Para esta base se trituran las galletas y se mezclan con manteca derretida, luego se colocan en el fondo de un molde, aplastando bien con una cuchara. Se puede cocinar unos minutos en horno suave o llevar al freezer mientras preparamos el resto de la mezcla. 

Con esta base de galletas el postre de maracuyá se parece más a una versión de la receta de cheesecake sin horno y es perfecto como pastel de cumpleaños o para una presentación más completa y diferente. 

Ocasiones para disfrutar el postre de maracuyá

Este exquisito postre no conoce límites en cuanto a las ocasiones para disfrutarlo. Ya sea en una celebración especial, para un cumpleaños, con la base de galletas dulces, para una tarde de café con amigos o como un capricho personal. 

El postre de maracuyá siempre es bienvenido. Su frescura y toque ácido lo convierten en el acompañante perfecto para una merienda fresca, o para cerrar con broche de oro cualquier comida.

También se puede pensar en postre de maracuyá para vender, colocando la mezcla en frascos individuales, intercalando con fruta o trozos de galletas, para una versión bien vistosa y atractiva. 

10 Consejos para un postre de maracuyá perfecto

  1. Selección de maracuyás: Optar por maracuyás maduras para garantizar la mejor calidad de sabor. La piel arrugada es un indicativo de su madurez.
  2. Extracción de la pulpa: Utilizar una cuchara para extraer la pulpa de manera cuidadosa y eficiente. Aprovechar toda la pulpa y las semillas, ya que estas últimas le aportan textura al postre y son atractivas para la decoración.
  3. Mezcla homogénea: Al combinar la pulpa de maracuyá con la leche condensada y la crema, buscar una mezcla suave con textura homogénea, que no quede muy líquida ni con grumos.
  4. Batido: Evitar batir en exceso para no perder la textura característica del postre.
  5. Tiempo de refrigeración: Dejar reposar la mezcla en el refrigerador durante al menos 4 horas para que adquiera la consistencia adecuada. Esta etapa permite que los sabores se mezclen y potencien.
  6. Presentación creativa: Experimentar con diferentes formas de presentar el postre, ya sea en copas individuales, en moldes o como relleno de tarta dulce. Se pueden agregar galletas dulces o nueces trituradas en capas intermedias para un toque crujiente.
  7. Ajustar el nivel de dulzura: Para un postre menos dulce, se puede reducir la cantidad de leche condensada.
  8. Combinar con ingredientes adicionales: Experimentar añadiendo frutas frescas, como fresas o mango en trozos, para agregar variedad de sabores y texturas.
  9. Servir bien frío: El postre de maracuyá alcanza su mejor textura y sabor cuando se sirve bien frío. Para eso lo mejor es dejarlo lo más que se pueda en el refrigerador (toda la noche), y servir al momento de sacarlo. Una buena idea es refrigerarlo en porciones individuales para poder aprovechar más su frescura.
  10. Adaptaciones creativas: Se le puede agregar coco rallado o utilizar galletas de chocolate en lugar de las tradicionales, para decorar y rellenar.

6 Ideas para una versión más liviana del postre de maracuyá

  1. Sustituir la leche condensada por una versión con menos azúcar o deslactosada. 
  2. Utilizar edulcorantes naturales, como stevia o eritritol, como alternativa al azúcar para disminuir la carga calórica.
  3. Reemplazar la crema por yogurt griego o natural.
  4. Servir el postre en porciones individuales, los frascos o vasos son perfectos para controlar mejor las cantidades y moderar las porciones.
  5. Crear capas adicionales con frutas frescas y ligeras, como kiwi o fresas, para una experiencia más saludable.
  6. Evitar hacer la base de galletas dulces, si se busca una alternativa más liviana. 

Seguime en Instagram (acá)

Y en YouTube que subo vídeos nuevos todas las semanas (clic acá

Receta de postre de maracuyá

Rinde: 6 porciones

Preparación: 15 minutos. 

Refrigerado de 4 a 6 horas

Ingredientes

  • 4 maracuyás maduras 
  • 1 lata de leche condensada
  • 200 pote de crema de leche
  • 2 sobres de gelatina sin sabor
  • Agua c/n

Cómo hacer postre de maracuyá paso a paso

  1. Cortar las maracuyás por la mitad y extraer la pulpa. Reservar la pulpa de una de ellas para decorar. Mezclar el resto con 1 vaso de agua y licuar. Colar la mezcla para evitar que quede con muchas semillas.
  2. Disolver 1 y ½  sobres de gelatina sin sabor en agua tibia. Reservar el restante.
  3. En un bol, mezclar la pulpa de maracuyá licuada, con la leche condensada, la crema y la gelatina sin sabor hasta obtener una mezcla homogénea y cremosa.
  4. Refrigerar la mezcla durante al menos 4 horas o toda la noche.
  5. Para la decoración mezclar la pulpa de maracuyá que quedó con la mitad del sobre de gelatina sin sabor previamente disuelto en unas cucharaditas de agua tibia y colocar por encima del postre. Llevar nuevamente al refrigerador por 1 hora. Servir en porciones individuales.
como hacer postre de maracuya

Votar esta receta

Para votar, pasar el mouse sobre los ajos

Muy MaloMaloRegularBuenoMuy bueno! (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

¿y? ¿qué te parece la receta?

Compartir, guardar, imprimir

Suscribirse
Notificarme de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios