Huevos Benedictinos: son tus huevos favoritos y no lo sabés

huevos benedictinos

Recetas de huevos hay un montón chicos, miles. Pero los huevos benedictinos son mi receta de huevos favorita en el planeta Tierra.

Si los hacés, te enamorás. Para siempre. Prometido.

Como yo, que escribí toda la sarta de tonterías que leerán a continuación inspirada únicamente en mi amor y fanatismo por esta receta.

Pongan atención:

¿Qué tienen los huevos benedictinos que no tienen otras recetas de huevos?

A ver si logro explicar el concepto: cuando uno tiene mucha, pero mucha hambre, cuando una fantasea con comida, cuando pensás “qué rico comer…” no pensás en huevos. Decí la verdad: NO pensás en huevos. Pensás en una torta de chocolate, pensás en carne al horno, en un guiso potente. Pero en huevos, no. Mhhh, qué hambre, huevo duro: no. Mhhh, qué hambre, huevo pasado por agua: tampoco. Huevo frito: ¿sí?, ¿creés que sí? Mirá bien, fijate abajo: hay una milanesa.

Bueno, los huevos benedictinos sí entran dentro de esta categoría.

Te juro, te prometo, que me parta un rayo si los huevos benedictinos no te producen un placer extremo en el paladar y en la panza y en la mente y en todo el cuerpacho.

Habrá quien diga: a mí no me gustan los huevos benedictinos. Ese no merece vivir. Pero no porque no le gusten. Por MENTIROSO.  


Habrá quien diga: yo no como huevos. Ese tampoco merece vivir, por ROMPEBOLAS.

Habrá quien diga: yo los quiero pero sin el lomito. Ese… Eeeeessseeee… No me hagan hablar de ESE.

Finalmente, les cuento que la receta data de fines del siglo pasado (podés ver la historia aquí). Hay un poco de polémica respecto a su origen pero es bastante probable que haya sido creada en el Hotel Waldorf de Nueva York. Con siglo pasado obviamente me refiero al siglo XIX, el siglo XX no será el siglo pasado hasta aproximadamente 2034.

En lo personal, probé esta receta desayunando en un lugar muy curioso de Bogotá, la pastelería Jacques, que es algo así como un Versallesito. Me llevó mi amiga Jimena, que en ese entonces vivía en esa ciudad. Huevos benedictinos eran la especialidad de la casa. Si es la especialidad, pidámoslos, dijimos. Una nunca está preparada para ver a la vida revelar sus verdades. 

Agradezco a Jimena esa mañana hermosa, esa charla frenética, su amistad en los años y el hecho de, involuntariamente, haber hecho que los huevos benedictinos y yo nos unamos para siempre.

Esta es la pastelería Jacques

Ingredientes

para 2 porciones

  • 2 huevos
  • 2 rodajas de pan
  • 2 rodajas gruesas de lomito (puede ser también jamón)
  • 2 cdas. de vinagre
  • Unos tallos de ciboulette para decorar
  • Manteca
  • Sal y pimienta

 

Para la salsa holandesa

  • 1 yema
  • 75g. De manteca
  • 1 cda. De jugo de limón
  • Sal y pimienta

Receta huevos benedictinos

te va a cambiar la vida

P1130979 P1130982

1. Tostar las rodajas de pan y poner una en cada plato. Untar uno de los lados con manteca.


2. Dorar levemente el lomito de ambos lados en una sartén con un hilito de aceite. Colocar cada rodaja sobre un pan.

P1130985

3. Escalfar los huevos: romper cada huevo en un cuenco aparte (sí, esta vez, hacelo así). Poner a hervir agua con el vinagre. Dejar a fuego medio bajo. No queremos que hierva fuerte porque se nos desarmará el huevo. Cuando esté a punto de hervir, revolver con cuchara varias veces, formando un remolino en el agua. Colocar uno de los huevos en el centro del remolino, esto hará que nos queden armados y la clara no se vaya de paseo por toda la olla. Cocinar hasta que veamos que la película que cubre la yema está blancuzca. Escurrir el huevo y colocarlo sobre el lomito (en el pan). Repetir la operación con el otro huevo.

 

huevos benedictinos
4. La salsa holandesa: no es la salsa más fácil de hacer pero si seguís paso a paso lo que te digo saldrá bien. Batí la yema con un chorrito de agua al baño maría (a fuego suave). Tené preparada la manteca fría y cortada en cubitos. Vas a ir agregando de a un cubito de manteca mientras batís. El truco está en que la manteca va enfriando la yema para que no se cocine. Hay que batir continuamente. Al terminar el último cubito de manteca, agregar el jugo de limón, sal y pimienta (click aquí si querés ver este proceso con más detalle: receta salsa holandesa).

5. Bañar los huevos con salsa holandesa y decorar con las ramitas de ciboulette. 

6. Ser muy feliz. Llorar con el último trozo. Reflexionar un rato sobre la maravilla que acabás de comer y enviarme este tweet:

 

Huevos benedictinos: el climax

recuerdo de un momentazo gastronómico

Budín con confites de chocolate-001

 

Publicado por , el 17 abril, 2015. Esta entrada está guardada en: Desayuno de Campeones, Mondo Paulina, Otras historias.

Una verdad revelada.

¿y? ¿qué te parece la receta?

¡dale me gusta a todo!

guardala, imprimila, compartila

Muy MaloMaloRegularBuenoMuy bueno!

¡decime la verdad!


Paulina es muy buena, le responde a todo el mundo:

15
Leave a Reply

avatar
9 Comment threads
6 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
8 Comment authors
Carolina BarreirojotaLucía BettinelliCarlaJuan M. Recent comment authors
  Subscribe  
más nuevos más viejos más votados
Notificar
Carolina Barreiro
Invitado
Carolina Barreiro

Conseguí una receta de english muffins de Jamie Olivier. Huevos orgánicos de una amiga que tiene gallinas. Sólo faltó un lomito casero. Salsa holandesa, salió bien al segundo intento, apagué el fuego del baño maría e hice que el bowl del batido no tocara el agua.comment image

Carolina Barreiro
Invitado
Carolina Barreiro

Amooooo los huevos benedictinos. Creo que merecen que aprenda a hacer english muffins

jota
Invitado
jota

Me quedó increíble, lo hice con un lomito cortado a cuchillo muy top. Lo que es jodido es servir todo a la temperatura correcta: pan, huevos, salsa. Y el temita del pan me parece esencial… Acá no sé dónde venderán english muffins pero yo corté rodajas gruesas de un pan de campo, usando la parte de abajo para que tenga un poco de corteza suave en la base y quede la miga receptora de líquidos en la parte de arriba.

Lucía Bettinelli
Invitado
Lucía Bettinelli

Glorioso, Paulina, GLO RIO SO. Me uno a la ADUHB, definitivamente.

Carla
Invitado
Carla

Para mí con lomito No! PANCETA!!!

Juan M.
Invitado
Juan M.

Como truco echo el huevo dentro de un papel film, de esa forma no se desarma.

jota
Invitado
jota

tengo que probar eso porque me quedó una galaxia de claras en la olla

Clara
Invitado
Clara

JAJAJA me rio en voz alta (pero bajita por que estoy en la oficina) con tus relatos, Paulina. Si fundas la ADUHB voy a ser la primera en unirme. Me gustan tanto pero tanto los huevos poché que desde que aprendí a hacerlos me obsesioné con que mi novio los pruebe ( el entra en la categoría de rompebolas que no comen huevos). Yo le aseguro que son tan ricos que no se los puede catalogar como simples huevos. Hay una escena de Julie & Julia donde ella (tambien rompebolas antihuevos) prueba los huevos poché y dice que son tan… Leer más »

trackback
Salsa holandesa: cómo hacerla de forma sencilla - Paulina Cocina | Paulina Cocina

[…] La salsa holandesa es riquísima chicos. Es una preparación clásica que vale la pena aprender a hacer, con o sin atajos. Su uso más frecuente es como salsa para pescados, pero también se utiliza para carnes y verduras, sobre todo espárragos. Una carne al horno, un pescado a la plancha o unas verduras grilladas con salsa holandesa son un platazo. Pero el plato estrella de esta salsa, aquel en el que reluce, son sin duda mis adorados Huevos Benedictinos. […]

Sebastian O
Invitado
Sebastian O

Recuerdo una vez intente hacer la receta, me fue mal, muy mal con la salsa holandesa, quedo como mantequilla (Pero no precisamente la cremosa y suave ¬¬) No me gusto, pero probare con tu receta. Nombraste Bogota, Pasate por Santa Rosa de Cabal (Risaralda) y pide un calentado paisa o un chorizo Santa Rosano, No es lo mas gourmet, pero si de gran sabor :P Saludos

Paulina Cocina

paulina cocina con

marcas de confianza

  • Ultracomb
  • Hileret Stevia
  • Mayoliva
  • Natura
  • Dafiti